10 famosos que han confesado ser adictos al sexo

  • Famosos
  • 16-08-2019 | 12:08
  • Escribe: Sergi Cuesta

No todos ellos han acudido a un centro para tratar su adicción del sexo


Charlie Sheen

El famoso actor de Dos Hombres y Medio no solo era un mujeriego en la serie. Confesó haberse gastado medio millón de dólares en prostitutas durante el año 2013. Contrajo el VIH y ahora está centrado en su familia.

David Carradine

Encontraron su cadáver después de practicar sexo con métodos de asfixia erótica. Su cuarta mujer afirmó que tenia un comportamiento sexual anormal.


David Duchovny

El actor de Expediente X acabó ingresando en una clínica voluntariamente para tratar su adicción al sexo en 2008. Pidió el máximo respeto para él y su familia

Hugh Grant

Su caso saltó por los aires cuando fue pillado practicando sexo oral con una prostituta en su coche. En aquel entonces su pareja era Liz Hurley. El escándalo le obligó a confesar su adicción al sexo.


Hugh Jackman

Más conocido como Lobezno de los X-Men, era adicto al sexo tántrico. Jackman nunca acudió a un centro para tratar su trastorno

Colin Farrell

Entró en un centro para rehabilitarse después de que se difundiera un vídeo suyo acostándose con la modelo Nicole Narain. El vídeo sigue disponible en plataformas como PronHub.



Kanye West

Su adicción tuvo origen cuándo era muy joven. Confiesa que su éxito se debe a la adicción al sexo.

David Arquette

Se separó de Courtney Cox, su mujer, por una sequía sexual. Confesó que su mujer le había dado permiso para hacer lo que quisiera.

Michael Douglas

Sin ningún tipo de vergüenza fue de los primeros en confesar su adicción. En el año 2000 llegaría su mayor época de sexo tras separarse de su pareja Diandra Luker.

Robert Downey Jr.

Dentro del traje de Iron-Man hay un depredador sexual. “Estuve obsesionado con el sexo y con mi pene durante mucho tiempo”. También reconoce haberlo superado.

BONUS

Britney Spears

Confesó en su documental “I Am Britney Jean” que su trastorno bipolar fue una consecuencia para engancharse al sexo, hasta convertirla en ninfómana.

Facebook Twitter
Deja tu Comentario