10 años de cárcel por liarse a hostias con la policía

  • Sucesos
  • 05-02-2019 | 08:02
  • Escribe: Guillermo Vives

Lamentable imagen de un aficionado español en Miami presenciando el partido de la NBA Miami Heath-Chicago Bulls


Se llama Adrián Montero Mato, tiene 23 años y con su compartamiento en una cancha de baloncesto norteamericana de la NBA ha avergonzado a España entera. Su patética conducta en la grada le ha llevado a la cárcel y ha sido noticia en todos los informativos de las televisiones norteamericanas.

Adrián Montero Mato se fue de vacaciones a Miami, pero no pudo regresar el domingo, como tenía previsto. La Policía del Condado de Miami le acusa de cuatro delitos: agresión a un policía, resistencia con violencia hacia un oficial, conducta desordenada y desórdenes por intoxicación. Por los dos primeros cargos, puede pasarme los próximos diez años en una cárcel norteamericana.

Se expone a una pena de 10 años de cárcel

De hecho ya está fichado y ha aparecido en todos los informativos ataviado con el mono naranja que distingue a los delincuentes en Estados Unidos. 

Adrián acudió al American Airlines Arena para disfrutar del privilegio de asistir en directo al partido de la NBA que enfrentaba al equipo local, el Miami Heath, con los Chicago Bulls. Seguramente bajo los efectos del alcohol, se sumergió en una batalla dialéctica con sus vecinos de localidad. 

Ahora se enfrenta a 10 años de prisión después de que de la violencia verbal pasara a la violencia físca y acabara enzarzado en una pelea barriobajera con los propios agentes de la policía norteamericana que velaban por la seguridad en el recinto.

En el vídeo puede apreciar con claridad cómo el aficionado español llama «hijo de puta» y «valiente mamón de mierda» a uno de los dos espectadores situados en la fila de atrás, mientras la acompañante de Adrián intentaba calmarle y pedía tranquilidad a los demás. 

Acudió al lugar un policía para calmar al chico, pero éste insistió en su actitud agresiva y en sus insultos, lo que obligó al policía a pedir refuerzos, lo que hacía presagiar que nada bueno iba a suceder para el aficionado español.

"Desprendia olor a alcohol"

Le instaron a desalojar su localidad para instaurar la paz en el lugar, pero él se negó mientras proseguía con su retahila de insultos. En el forcejero, los dos policías y el aficionado cayeron rodando por las gradas en una escena surrealista «Desprendía olor a alcohol y tenía un discurso bastante confuso», sostuvo la policía en la denuncia.

Del pabellón fue conducido directamente al furgón policial, que lo llevó hasta la Policía del Condado de Miami Dade. Está acusado de agresión a las autoridades, resistencia ante un oficial con violencia, conducta desordenada y desórdenes por intoxicación.

La mano dura que no existe en Europa con los hooligans

Adrián fue fichado y la juez determinó una fianza cde 10.000 dólares para evitr la cárcel hasta la celebración del juicio: «Esto es un claro ejemplo de alguien que no está cooperando con nuestros agentes. Como se ve en el vídeo, se le dan muchas oportunidades de abandonar el recinto. Todo el mundo se encuentra bien. Nuestros oficiales han recibido pequeñas heridas y arañazos. Como pueden ver, se trata de algo impactante que podría haber sido mucho peor», dijo Freddie Cruz, el portavoz de la policía de Miami, que además añadió que Montero Mato golpeó con el codo a uno de los dos agentes.

Sorprende la actuación de la policía y las autoridades norteamericanas en este caso si lo comparamos con la actitud permisiva que existe en Europa con los hooligans violentos del fútbol, que provocan actitudes mucho más violentos, incluyendo destrozos materiales y heridos en las violentas peleas callejeras que protagonizan con una asiduidad que empieza ya a ser preocupante.

 

 

 

Facebook Twitter Google+
Deja tu Comentario